Car of the Year

Chevrolet Bolt: Finalista al Auto del Año de Motor Trend 2017

Un shock para el sistema

Un shock para el sistema

Nos gusta: que es divertido de conducir, su impresionante espacio interior y su incomparable rango de alcance.

No nos gusta: la rezagada infraestructura de carga y los molestos detalles de estilo.

Dos cifras, 238 y 29,995, definen al Chevrolet Bolt EV. La primera es el número de millas certificadas por la EPA que viajará el Bolt EV con una carga completa. La segunda es su precio, en dólares, después de una bonificación de impuestos federal de $7,500. Al ofrecer ese rango y a ese precio, el Chevy Bolt EV ha establecido un nuevo índice de referencia para los vehículos eléctricos. “Es el doble de auto por la mitad del precio de un BMW i3”, dijo el juez invitado Chris Theodore.

 

Pero el Bolt EV es más que un simple vehículo eléctrico de referencia. Es un excelente auto pequeño. Sería un buen hatchback incluso sin el tren motriz eléctrico; además, la suavidad, el silencio y el torque instantáneo que proporciona el motor eléctrico son un bono adicional. El paquete de batería bajo el piso mantiene la mayor parte de la masa en la parte inferior del chasis y entre las ruedas, lo que ayuda a desarrollar una dinámica de conducción divertida, aunque su manejo se ve defraudado por los neumáticos de baja resistencia a la rodadura, que rechinan por cualquier cosa. Y aunque tal vez se vea pequeño en el exterior, el interior del Bolt EV es notablemente espacioso.

El juez invitado Tom Gale señaló que el diseño exterior tiene demasiados elementos gráficos contrapuestos, además de un pilar C que se copió del BMW i3. Y sin el ruido de un motor, los ocupantes notarán rápidamente que el rugido del viento y el ruido de los neumáticos entran a la cabina. Los asientos son delgados pero cómodos. Si el Bolt EV tiene una debilidad importante, es que carece de la infraestructura de carga rápida de Tesla.