Comparativas Pruebas

Camaro 1LE vs. M2 vs. Focus RS vs. 124 Spider Abarth vs. 718 Boxter S vs. 86

Los que no llegaron a Best Driver's Car.

Los que no llegaron a Best Driver's Car.

Seamos francos… Uno podría pasar una semana con un Ford Focus RS o con un Ford Mustang Shelby GT350R. O para los eurófilos, la decisión sería entre un Porsche 911 y un 718 Boxter S. No se puede elegir ambos, pero sí se puede someter la elección a las pruebas más duras que se le ocurran, tanto en una pista cerrada como en una pista de carreras. Y Chevron paga la gasolina. Ese Focus RS es un “hot-hatch” genial. Pero si vamos a ser francos (realmente francos y con toda sinceridad, con la mano sobre la biblia), usted elegiría el Shelby.

Ese fue el sacrificio que hicimos al elegir el campo para nuestra prueba Best Driver’s Car (Mejor Auto del Conductor) de 2016. Fue lo mejor, el colmo para una elección de vehículo provocadora de envidias. No pudimos llevar todos los vehículos por diversas razones, desde el tiempo y los recursos humanos disponibles, hasta la anchura de la pista en donde filmamos la Carrera más Rápida del Mundo. Limitarnos a 12 autos significaba que, para poder llevar el Fiat 124 Spyder Abarth, tendríamos que recortar el Aston Martin V12 Vantage S. Perdón, Fiat. Y así comenzó el sacrificio.

Chevrolet Camaro 1LE Ford Focus RS BMW M2 Fiat 124 Spider Abarth Porsche 718 Boxster S Toyota 86

Tuvimos que tomar unas decisiones difíciles y, aunque pensé que habíamos hecho los recortes adecuados, olvidamos algunos autos. Días después de que el McLaren 570S ganara nuestro premio Best Driver’s Car 2016, hablamos sobre cómo reunir al resto de los competidores para un torneo separado.

Un par de meses después, nos encontramos haciendo lo que más nos gusta: someter autos geniales a las pruebas más duras posibles en las mejores carreteras que pudiésemos encontrar. También recurrimos a los servicios de nuestro amigo corredor profesional, Randy Pobst, para marcar tiempos en el circuito Streets of Willow.

Le presentamos lo que denominamos “el resto”: el BMW M2, el Chevrolet Camaro 1LE, el Fiat 124 Spider Abarth, el Ford Focus RS, el Porsche 718 Boxter S y el Toyota 86. Seamos claros. Estos no son jugadores de ligas menores. Tienen serios talentos en lo referente a rendimiento. Y a diferencia de las etiquetas de precio de seis cifras de los participantes del premio Mejor Auto del Conductor, la mayoría de estos otros contendientes tienen un precio de entrada amigable.

La excelencia de los competidores dentro del segmento se volvió clara después de nuestra prueba, cuando la primea ronda de votos iniciales resultó en un empate de cuatro para el primer lugar, y tampoco hubo ningún patrón de votación consistente para el segundo y tercer lugar. Tres días de debate continuo dieron como resultado nuestro final fotográfico del primer al cuarto lugar. El auto del quinto lugar estuvo a muy poca distancia del cuarto puesto. De hecho, fue tan cerrado que cada vehículo recibió una impugnación de un juez que no estaba de acuerdo.

La gran conclusión: hay algunos autos para entusiastas que son realmente buenos y todos ellos se hubieran desempeñado con destreza en la competencia Best Driver’s Car. Podría haber un ganador, pero nada estaba claro. –Jonny Lieberman


Sexto lugar: Ford Focus RS 2016

Revise la tormenta.

2016 Ford Focus RS front end in motion

Estoy entre la minoría de los empleados de Motor Trend que provienen de un lugar “real”. Para mis amigos nativos del sur de California, el sol es un fenómeno de todo el año, la lluvia es algo que ocurre una vez al año y la nieve bien podría ser un mito.

Pero al crecer como entusiasta de los autos en la ciudad de Nueva York, comprendí que el clima era una certeza, una capota de lona era el código de “róbenme” y que un verdadero auto para entusiastas tiene la potencia y el agarre para disfrutarlo al límite, ya sea que llueva o brille el sol. Ese es el modus operandi del Ford Focus RS.

El Focus RS es rápido, tiene buen agarre y es versátil. Podría estar en desventaja en este grupo por virtud de su peso en vacío (cuatro puertas y cinco asientos añaden un peso considerable, después de todo), pero lo compensa con las maravillas tecnológicas de la nueva era y potencia al estilo tradicional. En el frente anterior, el Focus cuenta con un complejo sistema de tracción total con vectorización de torque, capaz de canalizar casi toda la torsión del motor hacia una de las ruedas traseras o ninguna, según sea necesario. En el seco y soleado sur de California, esto da como resultado un auto que se abalanza sobre las curvas a velocidades altas, se planta y se escurre por el vértice, listo para más.

El motor de este vehículo Ford es muy explosivo también. Impulsado por un I-4 turbocargado de 2.3 litros, el Focus RS tiene 350 caballos de fuerza para jugar, además del mayor torque del grupo: 350 libras-pie. Tiene sorprendentemente muy poco retraso del motor y una tonelada de torque a medio rango, incluso al viajar a velocidad crucero por la autopista en la marcha más alta.

La caja de cambios manual de seis velocidades es ágil y precisa; es el tipo de caja de cambios que se utiliza no por obligación, sino porque es muy divertido operar la palanca de cambios.

El ruido del motor es tan importante como su rendimiento. A toda potencia, el motor suena como el auto de rally de Ken Block (probablemente porque lo sea). Si realiza un cambio descendente con ajuste de revoluciones, el escape resuena como fuego de ametralladora.

Con todo este agarre y un motor que simplemente no se rinde, ¿por qué el Focus RS no terminó en una posición más alta? Por más que quisiera echar la culpa a una conspiración de la costa oeste, la verdad es que el andar del Focus RS es peor que el de un camión de basura. Su dirección carece de la pureza y la acción del resto de nuestro grupo.

Aunque no es un verdadero auto para entusiastas, el Focus es un tremendo automóvil de alto rendimiento y una fácil elección para quienes realmente se preocupan por el clima. – Christian Seabaugh

La Refutación

2016 Ford Focus RS top view in motion

La última vez que sufrí con una suspensión así de hostil en tantos entornos fue con un Porsche 996 GT3 RS, pero lo toleré porque se trataba de un #autodecarreras. En los ajustes más suaves, las constantes agitaciones verticales del RS dominan la experiencia de conducción, tanto así que es difícil concentrarse en lo bueno del RS.

El motor es un auténtico bulldog. Solo imagine al Fiata o al 86 con este motor. ¿Verdad que sí? Pero a pesar de lo que dice Christian, la palanca de cambios es difícil de manipular; además, el embrague es impreciso y brusco a la vez. El agarre a mitad de las curvas y la forma en que puede transferir la potencia al suelo al salir de las curvas es súper impresionante. Sin embargo, nunca supe con certeza en dónde me encontraba en el círculo de fricción.

El conquistador Focus RS es solo 0.11 segundos más rápido alrededor de la pista que el Subaru WRX STI de cuarta generación. Hay una sola forma de hacer bien un auto como este, y muchas formas de hacerlo mal. No puedo culpar a Ford por intentarlo. Me alegra que lo haya hecho. Ha sido una espera tan larga por este fruto europeo prohibido, pero después de probarlo, creo que mejor paso para la siguiente rebanada, gracias. –Chris Walton


Quinto lugar: BMW M2 2016

El mejor motor de aquí.

2016 BMW M2 side in motion

“Este auto es definitivamente el mejor BMW fabricado en al menos cinco años, quizás más. Es el primer auto M en mucho tiempo que realmente está a la altura del lema ‘la máquina de conducir definitiva’”, dijo el editor de crónicas Christian Seabaugh.

Otros en nuestro grupo de pruebas opinaron lo mismo. Es por eso que me sorprendió, irritó y desconcertó que el panel votara por el BMW en quinto lugar de entre seis participantes.

Yo intentaría tomar las llaves del M2 antes que a de los otros vehículos de este grupo. Tiene todo lo que un conductor puede desear: potencia contundente, manejo reconfortante, un andar suficientemente suave, fantásticos asientos, abundante refinamiento interior y un sistema de infotenimiento intuitivo.

El editor de pruebas de manejo Chris Walton dice que el M2 tiene uno de los motores más dulces y torque disponible en todas partes. La “meseta” de potencia a lo largo de las marchas intermedias, sirve para no tener que realizar cambios descendentes para obtener una ráfaga de aceleración.

El editor asociado Scott Evans dijo que el motor es suave y extremadamente sensible, y que la dirección era precisa.

El M2 se siente seguro y plantado al conducir al 80 por ciento de sus asombrosos niveles de habilidad, y eso es lo más duro que debería presionar un auto en los caminos públicos. Al conducir de manera agresiva por curvas muy estrechas, los asientos del M2 se sintieron cómodos y brindaron a la vez un apoyo reforzado. No tuve que hacer fuerza con las rodillas ni una sola vez para mantenerme en mi lugar.

Evans mencionó la falta de sensación de la dirección. Los recorridos de la palanca de cambios y del pedal del embrague son más largos de lo deseable. Pero esos no son motivos para enviar este auto hasta el quinto lugar detrás del cavernícola Camaro, del diminuto Toyota y del riguroso Porsche.

¿Y qué si el ESC está calibrado de manera conservadora? Aún es imperceptible en comparación con la mayoría de los sistemas. La multitud de “punta y tacón” reprochó las irregularidades en las rpm de la transmisión automática del M2 en los cambios descendentes con la palanca de cambios, pero no todos necesitan ser Colin Chapman a la hora de pavonearse por un paso de montaña. Seguro, el volante de dirección se siente ancho, si sus manos no son suficientemente grandes como para asimilar la verdad.

El M2 fue el segundo auto más rápido en la carrera de Randy Pobst alrededor de la pista Streets of Willow. Incluso a pesar de su estresante precio de 54 mil, el Bimmer merece algo mejor que terminar en penúltimo lugar. Yo voté por él en primer lugar, y si pudiera imponer una orden (editorial) ejecutiva, ahí es donde se hubiera quedado. -Mark Rechtin

La Refutación

2016 BMW M2 front end in motion

Los autos en esta prueba que podrían seguir fácilmente el paso del BMW M2 en un camino sinuoso de cañón son: el Toyota 86, el Fiat Spider y el Camaro V-6. El auto que podría darlo por muerto: el 718 Boxster. Pregúnteme cómo lo sé.

Me impactó un poco debido a que, en la ciudad, el M2 se siente fantástico. Pero al forzarlo de manera considerable o compararlo con otros autos, se da uno cuenta de que no es tan grandioso como esperaba.

La dirección tiene la mayor parte de la culpa. Simplemente no responde. No hay nada de sensación. Este es un problema que afecta a los BMW modernos. Y luego está la palanca de cambios, que en un principio tiene la sensación familiar de BMW y luego regresa al E46 M3. Pero se siente temblorosa y los recorridos son bastante largos. “Todo el auto se siente gelatinoso y desconectado”, dijo el editor de crónicas sénior, Jason Cammisa. Y no está equivocado. Los insuperables cambios descendentes con ajuste de revoluciones también nos molestaron a todos. Sabemos cómo manejar con cambios manuales, BMW. No necesitamos su ayuda.

Al entrar a esta competencia, había elegido el M2 como el favorito con más posibilidades. Después de pasar un día conduciendo los seis contendientes, lo moví al quinto lugar. Que así sea. -Jonny Lieberman


Cuarto lugar: Chevrolet Camaro (2LT) 1LE V-6 2016

El Instrumento Desorientado.

2017 Chevrolet Camaro 2LT 1LE front three quarter

Tan pronto como sometí la versión impulsada por V-8 del Camaro 1LE por la prueba del circuito de figura en ocho, supe que Chevrolet había logrado algo especial. Una semana más tarde, el resto del personal de Motor Trend verificó mis impresiones al votar por ese auto en cuarto lugar de los 12 contendientes de clase mundial en nuestra extravagancia del premio Best Driver’s Car (Mejor auto del conductor) de 2016, superando al Dodge Viper ACR y al Audi R8 V10 Plus entre otros. Así que naturalmente sentimos curiosidad de cuál sería el rendimiento de la versión con motor V-6.

Lo primero que necesita saber sobre el Camaro 1LE V-6 es que el extremo delantero nunca se rinde. Adelante. Trate de forzar este auto hasta un subviraje. Estaré esperándolo. La dirección en sí es también ejemplar, en especial en modo Comfort, en donde el peso ajustable parece ser perfecto. Algo bueno es que se puede desacoplar la dirección del modo de chasis. Los modos Sport o Track son fundamentales para la conducción elegante, ya que el control de estabilidad es demasiado invasivo si lo deja en modo Comfort. El auto se maneja tan bien que puede desactivar los sistemas de protección con un alto grado de confianza.

En vez de los neumáticos Goodyear Eagle F1 Supercar 3 que se incluyen en la versión V-8 del 1LE, el V-6 cuenta con neumáticos Eagle F1 Asymmetric 3. Estos siguen siendo neumáticos pegajosos de verano con mucho agarre. A pesar de ser de aspiración natural, el gutural V-6 de 3.6 litros desarrolla 335 potentes caballos de fuerza. ¿Recuerda que la gente se quedaba sin aliento cuando los V-8 lograban esa cifra? Ahora bien, lo decepcionante es que el torque tiene una clasificación de 284 libras-pies y es la principal razón por la que debería optar por el V-8. Sin embargo, la mayoría coincidimos en que este motor sonaba atrevido para ser un V-6 en la línea roja.

Las diferencias entre el 1LE V-6 y el V-8 podrían ser más de lo que tanto usted como nosotros esperábamos. El V-6 no tiene amortiguadores Magnetic Ride Control, no posee los neumáticos antes mencionados, que son mejores, tampoco tiene el marginalmente mágico extremo trasero eLSD, ni cuenta con los frenos actualizados de mayor tamaño. Y puesto que el torque es lo que es (bajo), el 1LE V-6 no tiene la agradable transmisión Tremec T6060 de los Camaro V-8. La marcha 2-3 podría ser la peor parte del auto, al menos según la opinión de Randy Pobst.

Sin embargo, lo que tiene es la habilidad de atacar con confianza un camino secundario sinuoso. A pesar del largo recorrido del pedal, los frenos son robustos. Si busca un auto deportivo con un excelente manejo, podría irle peor. -Jonny Lieberman

La Refutación

El Camaro 1LE es un auto especial; perdón, el Camaro SS 1LE es un auto especial. Pero la versión impulsada por un motor V-6, a pesar del nombre 1LE, carece de una gran parte de ese equipo. Del equipamiento del SS 1LE, el Camaro 2LT 1LE no tiene nada; cuenta con la suspensión de serie del Camaro SS y un diferencial de deslizamiento limitado mecánico con engranajes más altos. Tiene neumáticos menos pegajosos, frenos Brembo menos agresivos y una transmisión manual de seis velocidades diferente.

Los 335 caballos de fuerza de un V-6 deberían hacerlo sonreír, pero está acoplado a una torpe y lenta caja de cambios con relaciones de engranajes largas que hacen que el auto se sienta pesado y perezoso. La dirección del Camaro tampoco hace lo mismo que la del SS 1LE; las ruedas delanteras no comunican lo que están haciendo sino hasta después de que los neumáticos se rinden. El chasis nunca hace la danza neutral por las curvas que hemos llegado a esperar de los Camaro.

El Camaro 2LT 1LE podría ser grandioso en un mundo sin la versión V-8. Pero tiene a su hermano mayor respirándole en el cuello, y su precio no es tan elevado. Después de todo, “puede elegir a sus amigos, pero no puede elegir a su familia”.– Christian Seabaugh


Tercer lugar: Toyota 86 2017

El auto lento que es rápido.

2017 Toyota 86 front three quarter in motion

Pregúntele a cualquiera: conducir rápido un auto lento es siempre más divertido que conducir lento un auto rápido. El Toyota 86 actualizado (proveniente del Scion FR-S) es la emanación misma de esta idea y la esencia de un “auto de ímpetu”.

Pero no me crean a mí nada más. Escuchen lo que mis compañeros editores opinaron:

Jonny Lieberman: “Un auto para entusiastas increíble. Cualquiera que opine distinto realmente no entiende los autos”. Christian Seabaugh: “Este es el tipo de auto que la gente compra y comienza de inmediato a modificar y calibrar. No lo haga. Unos neumáticos más pegajosos y aumentos de potencia arruinarán lo que de otra forma sería una experiencia diseñada de manera sublime. Jason Cammisa: “Es un auto deportivo fabuloso y fantástico en el sentido tradicional”. Chris Walton: “Puede conducir este auto al límite todo el tiempo sin preocuparse de que lo vaya a despedir del asiento. Esto es lo que hace a este auto especial: no tiene malos hábitos ni dificultades cuando se conduce agresivamente. Mark Rechtin: “Este auto realmente lo adentrará en el mundo de los derrapes”. Randy Pobst: “No quería dejar de conducirlo. Un auto para entusiastas totalmente purista”. Con su equilibrio entre rendimiento y neumáticos, el 86 le permite aprovechar al máximo la experiencia de conducción. Pero no hace todo el trabajo por usted. Mientras que otros de los autos aquí considerados le permiten conducir torpemente y dejar que el agarre compense sus malos hábitos, los neumáticos de auto de uso diario del 86 fuerzan al conductor a hacer su mejor esfuerzo para maximizar la velocidad en las curvas. Si conduce torpemente, se verá castigado por un subviraje o sobreviraje predecibles y evitables. Desde luego que, si le gusta ser descuidado, el 86 “le cubrirá la espalda”. El sobreviraje es efectivamente bajo demanda por las curvas cerradas y es progresivo, consistente y fácil de corregir. Un buen conductor puede mantener este auto justo o ligeramente sobre su límite.

El auto incluye controles de clase mundial. Emplea una palanca de cambios precisa, pedales alineados para cambios descendentes de “punta y talón”, y la mejor sensación de la dirección de todos los contendientes. Usted dirige el ballet mecánico desde un asiento, que es cómodo para los viajes largos y reforzado para uso en pista, además la retroalimentación audible de los neumáticos le indica lo que están haciendo y cuánto les queda por dar.

Si puede encontrar un auto con una mejor experiencia de conducción incluso aunque cueste el doble, cómprelo. -Scott Evans

La Refutación

Con su pérdida de agarre en los neumáticos en la primera etapa de las curvas, el Toyota 86 puede ser divertido… si sabe lo que hace o tiene mucho espacio para maniobrar. Pero comparado con el resto de este grupo, es tan lento como la Navidad en casa de la tía Trudy.

El motor de cuatro cilindros dista mucho de ser sonoro; emite un tono aflautado cuando se lo somete a presión. Además, el editor de crónicas Christian Seabaugh observó que, entre 1,700 rpm y 3,000 rpm, simplemente no pasa nada. “Tiene dificultades para transferir al suelo incluso pequeñas cantidades de potencia”, dijo el editor de crónicas sénior, Jason Cammisa.

A otros el embrague y la palanca de cambios les parecieron entretenidos, pero en mi opinión el punto de agarre me pareció parabólicamente repentino y los recorridos de la palanca de cambios demasiado largos. Necesita entrar a la curva lentamente y en la marcha adecuada si desea salir de ella rápidamente. Hay una enorme brecha de potencia si tiene que realizar un cambio corto en la transición de 2-3. Además ¿es en el auto más reciente en el que al alternar la señal de giro no se generan tres parpadeos?

Me encanta conducir rápido los autos lentos, pero en cierto punto hay que reconocer que este auto simplemente se queda rezagado frente al resto. -Mark Rechtin


Segundo lugar: Porsche 718 Bobster S 2017

El rápido en la pista.

2017 Porsche 718 Boxster S front three quarter in motion 03

¿Cómo es que el auto con la mejor amortiguación, la mejor dirección, los mejores frenos y simplemente los mejores rendimientos en general no ganó esta prueba de desempeño? Prejuicio de marca y minoría vocal. Juro que escuché a alguien decir: “Bueno, desde luego que es el mejor auto de todos los que están aquí. ¡Es un Porsche de $90,000 dólares!”¿Estaría BIEN que tuviera mejor una insignia de Abarth? No puedo disputar un precio que incluye $23,460 dólares en equipamiento opcional, pero al igual que nuestro Best Driver’s Car, eso tampoco debe importar. Si tuviéramos el 718 Boxster base de $57,000 con transmisión manual, hubiera recibido más votos que su depredador de vértices. ¡Pamplinas!

El motor turbocargado de cuatro cilindros más ahorrador de combustible y potente del 718 Boxster supera al viejo motor de seis cilindros atmosférico del 981. No suena como un 911 porque, como podrá imaginar, no es un 911. Con el escape deportivo opcional de nuestro Boxster S, el motor tiene una textura, una voz gutural y una postura que por lo general se reserva para los autos V-8 y las motocicletas V-Twin. Me recuerda a mi primer paseo en un 914 retocado por su propietario en la década de 1970. Estaba perforado y tenía un Weber gigantesco, tubos de escape y silenciadores mínimos. Ese auto, al igual que este 718, tenía una personalidad genuina. Resérvese su opinión y sus provocaciones hasta que conduzca o simplemente escuche uno a máxima aceleración.

Otras supuestas críticas no captaron el sentido de este auto. “Al conducir el auto cerca de sus límites se desarrolló un subviraje”, dijo Jonny Lieberman. Aparentemente, desea sobreviraje mientras arrastra 1.03 g, el valor más alto de la prueba.

Mark Rechtin añadió: “Este auto invita a probar sus límites, ya que sabe que uno tendría que ser un perfecto imbécil para exceder sus capacidades”. A eso respondo que no es bueno insultar a Jonny. Además, esta capacidad excedente es el resultado directo de décadas de experiencia en carreras de resistencia, ingeniería y victorias.

Después pusimos los neumáticos en la pista. Venció sin problemas a los demás contendientes. Lo más impresionante: es más rápido que cualquier 911 Carrera (993, 996, 991, 991.2) excepto el 991.2 Carrera S más reciente. Su tiempo de vuelta también superó al de un Audi R8 V10 2014, un Ferrari 458 Italia 2011, un Jaguar XKR-S GT 2014 y BMW M4 2015. Hágale caso al editor de pruebas de manejo: Porsche no se atrevería a lanzar un nuevo auto al mercado si no superara al auto que tiene pensado reemplazar. Este Porsche Boxster S 2017 obtuvo mi voto de primer lugar y, a mi modo de ver, es un ganador. -Chris Walton

La Refutación

2017 Porsche 718 Boxster S cockpit

La facilidad y fluidez con la que el 718 Boxster S ingiere un camino sinuoso es sorprendente. Necesitaría conducirlo a velocidades imprudentes para acelerar su ritmo cardíaco. Para mí es un demérito, pero puedo aceptar que a algunas personas les emocione la capacidad.

Pero no puedo defender el motor del Boxster. El motor de cuatro cilindros y 2.5 litros desarrolla sorprendentes cantidades de potencia, pero Porsche debió haber relajado sus estándares de NVH internos para que pudiera cumplirlos satisfactoriamente. No puedo pensar en un motor reciente, a excepción del de tres cilindros del Mitsubishi Mirage, que suene o se sienta peor.

A bajas revoluciones, el sonido del bóxer se asemeja a un WRX STI, si ese motor tuviera pistones con ajuste deficiente, fabricados de vidrio emplomado. A 3,000 rpm, el zumbido mecánico me recuerda a un motor diésel de cinco cilindros de la década de 1980, solo que sin el genial tamborileo entrecortado. Cerca de la línea roja, hay más estrépito y ruido blanco, pero nada de música.

Esto sería decepcionante si este burdo motor de cuatro cilindros no hubiera reemplazado a un motor de seis cilindros ultra fluido que era uno de los motores más fonéticamente centelleantes. Pero lo hizo, y simplemente no está bien. -Jason Cammisa


Primer Lugar: Fiat 124 Spider Abarth 2017

Todo sobre la potencia.

2017 Fiat 124 Spider Abarth front three quarter in motion

Al tratarse de autos, todos tenemos nuestras preferencias. Podríamos argumentar sobre los méritos relativos del torque de medio rango de un motor turbo en comparación con la respuesta instantánea de un motor de aspiración natural. O si la precisión en la dirección es más importante que la retroalimentación en el volante. Pero hay algo que no podemos debatir: el poder de una sonrisa.

En este grupo, el Fiat 124 Abarth tenía el motor menos potente, pero también era el rey de la sonrisa permanente en los caminos secundarios. Andar en un auto con la capota baja es divertido, pero el Fiat también está dispuesto a darlo todo. Esto es: en su asiento del conductor, seguí al BMW M2, que el demonio de los caminos secundarios, Scott Evans (el tipo que odiaba al Fiat), estaba llevando hasta su límite absoluto.

Ni una sola vez en 30 millas de camino estrecho y retorcido pudo él, en el M2 de 365 hp, alejarse del Fiat de 164 hp que yo conducía. Esto no se debe a que Evans no sea un conductor rápido (lo es), ni porque el BMW no sea más rápido (lo es), o porque no tenga un mejor manejo (lo tiene). El Fiat se mantuvo al ritmo de un auto mucho más capaz porque se gana la confianza de su conductor. Esto significaba que podía desactivar su control de estabilidad exageradamente entrometido y abalanzarme sobre todas las curvas sin temor.

El Abarth se colapsa con mucho menos balanceo de la carrocería que su primo de la línea de ensamblaje, el Mazda Miata, luego inclina su extremo trasero 15 grados de costado y simplemente se aferra indefinidamente. Curva tras curva, volvía a pisar el acelerador a fondo antes de que el M2 de Evans pudiera terminar de estabilizarse en la curva. A velocidades de persecuciones en coches, el retraso del turbo del Fiat de 1.4 litros, que usualmente es exasperante, no fue un problema. Todo lo que observé fue su prodigioso agarre, sus infatigables frenos, su impecable equilibrio del chasis, su rápida dirección y su palanca de cambios precisa. Ah, y que me dolía el rostro de tanto sonreír.

Si el Mazda Miata hubiera tenido esta suspensión cuando se lanzó al mercado el año pasado, hubiera sido muy probable que ganara los premios Mejor Auto del Conductor) y Auto del Año. De manera similar, si el Abarth tuviera el carismático y rápido motor de aspiración natural del Miata, le hubiera otorgado todos los trofeos que damos, incluyendo SUV del Año y Persona del Año). A pesar de los defectos del motor Fiat de una sola leva e inyección por puerto, está atornillado dentro de un chasis tan increíble que, como auto deportivo en general, logró vencer a varios competidores bastante serios. Solo le pido que no vea mi sonrisa y crea que estoy bromeando. Este Abarth no es cosa de risa. -Jason Cammisa

La Refutación

Chevrolet Camaro 1LE Ford Focus RS BMW M2 Fiat 124 Spider Abarth Porsche 718 Boxster S Toyota 86 07

El Fiata solo cobra vida cuando uno va precipitándose por un camino secundario, llevando el auto a su máxima capacidad. Incluso así, hay dificultades. Ese motor turbo con retraso no duda en bajar bruscamente la potencia al salir de una curva cerrada si usted permite que las revoluciones bajen a menos de 3,000 rpm. No olvide realizar cambios cortos: la aceleración disminuye bruscamente a más de 5,000 rpm. Es un vecindario realmente pequeño. Y no olvide mantener el volumen del radio en un nivel alto, ya que el motor nunca suena tan bien. ¿Dónde está el chasquido y gruñido del 500 Abarth? ¿Dónde está la actitud? Los neumáticos también se quejan mucho.

Le conviene vigilar los baches en el camino, ya que a pesar de que el Fiat tiene menos balanceo de la carrocería que el Miata, en ocasiones sus topes pueden hacer contacto con el suelo. Y cuando lo hagan, prepárese para agacharse porque el asiento es más alto que el del Mazda. Incluso el cabello de un conductor de altura promedio toca el techo.

Recuerde esas advertencias, ya que el Fiata no es muy indulgente con los errores. Si lo conduce de la manea incorrecta, habrá muchos subvirajes y sobrevirajes nada divertidos. Debe conducir según sus términos, o la diversión desaparecerá. -Scott Evans


Los que nunca descansan

Track Map

Toyota 86

Parafraseando a Ricardo III: “¡Mi reino por unos cuantos caballos más!” Una ausencia de gruñido significa que el 86 recorta los vértices sin problema. Desde las curvas 5 a la 7, Randy ni siquiera se eleva. Este es el auto más lento del mercado, que tiene un manejo excelente.

Fiat 124

Si ponemos el Abarth a competir a la par con el Toyota, el engranaje más ventajoso del Fiat adelanta al Spider en las curvas 3 y 4. Sin embargo, en la curva 10 se levanta el pie del acelerador por precaución durante un tiempo notablemente largo.

Ford Focus RS

El enérgico Focus debe estarse preguntando, “¿Cómo es que perdí contra el Camaro?” El Ford es más veloz en las rectas e iguala al Camaro en casi todo lo demás, excepto en la curva 11, en donde frena de manera tardía y acelera aún más tarde.

Chevrolet Camaro 1LE

El Camaro es sólido. Sus velocidades máximas no son las más altas, pero se pega como brea caliente en las curvas. Randy apenas si levanta su pie derecho por la rápida y espeluznante curva 10.

BMW M2

Con el segundo mejor tiempo de vuelta (gracias a su velocidad en línea recta), el M2 podría haber superado al Porsche, si no fuera por sus luchas en las curvas 6 y 7. Los cambios seriamente cortos a velocidades más altas fueron un fastidio.

Porsche 718 Boxster S

El Porsche simplemente azota las calles. La velocidad del BMW iguala o excede en ocasiones a la del Porsche, pero en ningún momento logra el M2 adelantarse en la pista. El Porsche silba por las partes sinuosas de las curvas 3 a la 7.– Kim Reynolds