Car of the Year

Buick LaCrosse: Contendiente al Auto del Año de Motor Trend 2017

Echele la culpa a la Ford Explorer

Echele la culpa a la Ford Explorer

Nos gusta: lo espacioso del asiento trasero y del maletero, su comportamiento en carretera y las 31 mpg que se obtienen en carretera.

No nos gusta: la nueva transmisión automática de ocho velocidades.

Hubo un tiempo cuando tres sedanes grandes estadounidenses de tres compartimentos, con maleteros del tamaño de los gimnasios de 24 horas, eran tan predominantes como los macchiatos con leche semidescremada en la actualidad. Eso es historia, aunque Buick sigue adelante con el LaCrosse 2017.

El motor más poderoso del LaCrosse a la fecha, un V-6 de 310 hp, acelera la Buick de tracción delantera (disponible en tracción total) con autoridad, mientras los amortiguadores HiPer delanteros reprimen cómodamente el esperado efecto de dirección de torque. Pero la nueva transmisión “empuja hacia un costado en ocasiones”, comentó Angus MacKenzie. En cuanto a la palanca de cambios electrónica, Angus observó que “su uso no es intuitivo al principio, en especial al tratar de acoplar la reversa”, lo que es una opción cuestionable si consideramos la envejecida demografía del Buick.

El ganador será anunciado el próximo 14 de noviembre.

2017 Buick LaCrosse front three quarter in motion

“Si no lo mira muy de cerca, el interior causa una primera buena impresión con su paleta de colores chocolate y marrón claro, y su revestimiento de madera veteada”, dijo Chris Theodore. “Por desgracia, al inspeccionar más de cerca, el cuero muestra depresiones en la superficie, hay costuras incompletas y torcidas, la apariencia de madera veteada se ve muy falsa y tiene un olor indeseable”.

El andar y el manejo fueron causa de opiniones encontradas entre nuestros jueces, desde el comentario discordante de MacKenzie: “¿Qué pasó con el QuietTuning de Buick?”, hasta los elogios de Ed Loh al equipo de andar y manejo “por programar un control de estabilidad tan invisible; su intervención fue perfecta”.

Al final, Theodore enfatizó sobre la caída del Buick. “El LaCrosse es una gran mejora en comparación con el modelo anterior”, dijo. “Sin embargo, éste es tan solo un auto competitivo en un segmento en decadencia. Y a un precio de más de $40,000, no parece ser muy una buena opción económicamente, tampoco”.

El ganador será anunciado el próximo 14 de noviembre.

 LOS CONTENDIENTES