Novedades

Audi Q8 2019: Primer Vistazo

El nuevo modelo insignia de Audi

El nuevo modelo insignia de Audi

La Audi Q8 es la primera SUV cupé de la marca – y la más grande – dijo el diseñador del exterior, Sascha Heyde. Pero no habló sobre la idea de que los consumidores están dejando atrás los sedanes grandes, lo que seguramente hará que la Q8 se convierta en el modelo insignia de Audi, desplazando al A8, cuando llegue a los Estados Unidos a finales de este año.

La Q8 comparte su plataforma básica con la Q7 de tres filas, aunque su arquitectura ha sido modificada para darle una apariencia más deportiva. La distancia entre ejes de 117.9 pulgadas es la misma, pero la Q8 es 3.3 pulgadas más corta y 1.4 pulgadas más baja que la Q7. El cambio dimensional clave está en los ejes – la Q8 es una pulgada más ancha.

Sus grandes proporciones son acentuadas por una parrilla ancha en el frente, una luz trasera que se extiende en todo su ancho, una chapa metálica que pasa por arriba de las ruedas, hombros y le da un techo bajo que le da una apariencia a la cabina tipo sedán.

Gráficamente, la Q8 es más alta que un hatchback de cinco puertas que un cupé tradicional, pero eso lleva muchos beneficios. Si abre el portón trasero habrá espacio para dos bolsas de golf en el maletero de 21.4 pies cúbicos Si abate los asientos traseros, la Q8 tendrá 62 pies cúbicos de espacio. Los asientos traseros también se deslizan hacia adelante y hacia atrás para optimizar el espacio de carga o el espacio para las piernas de los pasajeros traseros.

La cabina de la Q8 cuenta con el mismo minimalismo de alta tecnología que el A8 – muchas superficies limpias, con más pantallas que botones. La pantalla táctil de 10.1 pulgadas en el centro de la consola controla el sistema de infotenimiento y las funciones de navegación; bajo ella, en la consola central, hay una pantalla de 8.6 pulgadas para el sistema de aire acondicionado y otros controles para la comodidad, así como la capacidad para escribir en la pantalla. Frente al conductor se encuentra una pantalla de 12.3 pulgadas que es el centro del Virtual Cockpit de Audi.

Los compradores europeos podrán pedir su Q8 con un motor 3.0 litros V-6 diésel que entrega 231 hp o 286 hp, pero la Q8 para Estados Unidos estará propulsada por un 3.0 litros V-6 TFSI a gasolina que entrega 340 caballos de fuerza a través de una transmisión automática de ocho velocidades.

Es una Audi – y una SUV de Audi – así que por supuesto encontraremos tracción integral. El divisor de torque está configurado para mandar 60 por ciento del torque a las ruedas traseras, aunque en condiciones marginales, el diferencial central mecánico mandará la mayoría del torque al eje trasero con la máxima tracción.

Los tres sistemas de suspensión que están disponibles son de resortes de acero con amortiguadores ajustables o dos configuraciones con la suspensión de aire – una orientada hacia la comodidad y la otra hacia el manejo deportivo. Las suspensiones de aire pueden ser ajustadas a la altura, con 10 pulgadas de distancia al suelo disponible en la modalidad Off-Road, mientras que la configuración Dynamic reduce la altura una media pulgada más al suelo que la altura normal. La dirección en las cuatro ruedas está disponible como una opción.

El modelo base en Europa y el resto del mundo contará con ruedas de aluminio de 19 pulgadas. Pero los modelos en los Estados Unidos tendrán la especificación S-Line con dos paquetes opcionales – Premium Plus y Prestige. La Q8 llegará de serie con ruedas de 21 pulgadas y habrá la opción de tener ruedas de 22 pulgadas.