Primera Prueba Pruebas

Audi Q5 2.0 2018: Primera Prueba

La segunda generación llega para satisfacer a los clientes

La segunda generación llega para satisfacer a los clientes

Tal vez le sorprenda saber que el crossover Q5 mediano es el vehículo más vendido de Audi: casi cinco veces más que el A5. La Q5 2018 está basada en el chasis MLB con el motor montado de forma longitudinal (norte/sur), algo único en este segmento. Sin embargo, el nuevo crossover de Audi cuenta con tracción total como equipamiento de serie, además de un motor turbo de cuatro cilindros. Aunque desde que se presentó en 2009 no se habían presentado cambios mayores hasta el año pasado, la Q5 ha sufrido además una transformación en su interior (bastante necesaria) para ponerse al día con el resto de los componentes electrónicos y estéticos de la era actual de Audi.

Mejor Rendimiento

En comparación con el modelo anterior, el motor Audi TFSI de 2.0 litros modificado cuenta con 32 caballos de fuerza adicionales, 15 libras-pie de torque más y una nueva transmisión automática de doble embrague de siete velocidades, que sustituye a la transmisión automática de ocho velocidades. Los impresionantes resultados son una mejora en el ahorro de combustible (ganó 3 mpg en ciudad y terreno combinado) y una mejor aceleración. En nuestras pruebas logró llegar de 0-60 mph en 5.9 segundos, lo cual es un segundo menos que el modelo 2017 y la coloca a menos de medio segundo de la aclamada Alfa Romeo Stelvio. La Q5 no solo es rápida, sino que también “fluida”. Los cambios de la nueva transmisión, apodada S Tronic, son rápidos y casi imperceptibles; además no tiene esa sacudida al arrancar desde cero ni el estremecimiento de los cambios a baja velocidad que algunas otras transmisiones similares presentan. Incluso el sistema de start/stop automático es ágil y discreto.

 

Comportamiento en la carretera

Como nuestro auto de muestra también estaba equipado con amortiguadores adaptativos multimodo (una opción de $1,000 dólares), la calidad en el andar de la Q5 fue excelente. Hay distintas diferencias entre los ajustes Dynamic y Comfort (puede crear y guardar su propio modo con el ajuste Individual), y el mágico modo Auto probablemente será en donde la mayoría de los propietarios dejen el selector de modo de conducción. Al detectar una inestabilidad en el pavimento y tener el modo de manejo correcto, la suspensión puede ser suavizada. Nuestro modelo Prestige estaba equipado con, entre otras cosas, neumáticos 255/45R20 y, lo que es más importante, Cristal lateral en la parte frontal con doble aislamiento, lo que significa que el ruido era casi impenetrable a la cabina, incluso a velocidades de circuito cerrado de 100 mph. Se dice que la suspensión y la dirección delantera modificada proveen una mayor precisión, y creemos que es verdad. Sin embargo, algunos dicen que preferirían un poco más de acumulación de torque con la velocidad del vehículo. En caminos sinuosos, a pesar de la distribución activa de torque, descubrimos que la Q5 tendía al subviraje demasiado pronto cuando se presionaba demasiado cerca del límite de aceleración lateral de 0.79 g, incluso en modo Dynamic. Algo extraño.

¿Y fuera del pavimento?

Tuvimos la oportunidad de ensuciar un poco la Q5 gracias a un circuito de 1.3 millas de arena, curvas cerradas y rápidas y una pendiente resbalosa. A pesar de que Audi diseñó un sistema de tracción total que favorece la tracción delantera en la nueva Q5, se encargó de todos los desafíos todoterreno con la facilidad que podría esperarse de una SUV con la palabra “quattro” en su parte trasera. ¿Paró en la arena (por lo general algo no recomendado)? No se preocupe. ¿Paró a mitad del camino de subida por la colina? Eso también lo tenemos resuelto. Fue alentador saber que teníamos más de 8 pulgadas de distancia al suelo y encontrar el modo “Allroad” entre los modos de conducción, además de una ingeniosa pantalla dedicada, sobre la cual Frank Markus comentó: “muestra el ángulo de cabeceo y balanceo del vehículo, además del ángulo de dirección. Parece como si llevara el registro de las cuestas/declives más pronunciados y los ángulos de cruce de colinas que el vehículo haya experimentado. Hubiera estado genial que la función de retención en pendiente liberara los frenos después de que el turbocargador comenzara a moverse rápido (no antes) y que el control de descenso en pendientes permitiera adaptar la velocidad, que era de 6 mph en nuestro descenso por una colina no tan pronunciada. Críticas menores que fácilmente pueden pasarse por alto en una SUV que, por lo demás, muestra una capacidad impresionante.

Siendo el objetivo otra vez

En el interior, los ocupantes serán recibidos por el genial y elegante tratamiento interior más reciente de Audi. La integración de smartphone, Apple CarPlay y Android Auto son equipamiento de serie. Por lo demás, las características de conexión opcionales de Audi incluyen información de tráfico en tiempo real, actualizaciones del clima, precios del combustible, integración con Siri Eyes Free para dispositivos compatibles, streaming de radio por Internet, alertas de Twitter, entre otras cosas.  En el ámbito de la seguridad, el equipamiento de serie incluye Audi Pre Sense Basic y City. El monitoreo de punto ciego con Audi Pre Sense Rear y control de velocidad crucero adaptativo con start/stop y asistencia en embotellamientos de tránsito están disponibles.

Encontrará botones de aluminio sensibles al tacto para el control del clima, la versión más reciente del controlador MMI de Audi y (como teníamos la opción Prestige) la habilidad de “escribir” números/letras en la tableta incluida. También incluye el innovador panel de instrumentos Virtual Cockpit de 12.3 pulgadas de Audi, además de la pantalla central de 8.3 pulgadas, que ahora es más grande. La moldura opcional de madera de fresno y poro abierto ($850) también contribuye a la sutil elegancia. Algunos de los miembros de nuestro equipo de mayor tamaño descubrieron que las partes inferiores de los asientos delanteros son demasiado cortas como para proporcionar suficiente apoyo para los muslos, pero todos coincidieron en que el soporte lateral era muy bueno. Los asientos traseros divididos 40/20/40 ofrecían una visibilidad, comodidad y espacio mayores al promedio, especialmente bajo los asientos delanteros que algunos atiborran de todo tipo de productos que chocan con los pies. Lo que también nos gustó fue encontrar controles digitales estándar para los controles de climatización/ventilas traseros, un enorme descansabrazos con portavasos extensibles, y un enchufe de 12 volts, pero no había puntos de carga/puertos USB. La parte trasera eléctrica de serie se abre para revelar una zona de carga de 26.8 pies cúbicos que aumenta de manera considerable a 60.4 con los asientos traseros casi totalmente abatidos. También hay dos ganchos para bolsas del supermercado y cuatro amarres de carga.

Conclusión

Con los cambios que Audi ha hecho al modelo 2018, la marca de los cuatro aros seguirá creciendo las ventas de la Q5. Con un gran estilo exterior, rendimiento y eficiencia mejorados, además de un interior notablemente renovado con más espacio y funcionalidades, y capacidades todoterreno intachables, aún más personas lo encontrarán atractivo. En la actualidad está compitiendo reñidamente con la Mercedes-Benz GLC en términos de ventas, y supera por mucho a la Porsche Macan. Parece que Audi va a tener entre sus manos otro año más en el que impondrá un récord. Felicitaciones.

Puesto que la superficie de prueba que usamos para esta reseña tiene tan solo un mes desde que se construyó (aún se está fraguando), nuestros resultados de frenado y manejo muestran distancias de frenado más extensas y un menor agarre del que generalmente registramos y reportamos. Con esto en mente, las cifras de este vehículo no son necesariamente comparables con los resultados de pruebas anteriores o futuras.

Audi Q5 Prestige 2018
PRECIO BASE $51,775 dólares
PRECIO DEL VEHÍCULO A PRUEBA $56,500 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, AWD, 5-pasajeros, SUV de 4 puertas
MOTOR 2.0L/252-hp/273-lb-ft turbo DOHC 16-válvulas I-4
TRANSMISIÓN automática de doble embrague de 7 velocidades
PESO EN VACÍO (DISTRIBUCIÓN DELANTERA/TRASERA) 4,179 libras (53/47%)
DISTANCIA ENTRE EJES 111.0 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 183.6 x 74.5 x 65.3 pulgadas
0-60 MPH 5.9 segundos
CUARTO DE MILLA 14.5 segundos @ 94.6 mph
FRENADO, 60-0 MPH 136 pies
ACELERACIÓN LATERAL 0.79 g (promedio)
PISTA EN FORMA DE OCHO 27.2 seg @ 0.65 g (promedio)
AHORRO DE COMBUSTIBLE SEGÚN LA EPA 23/27/25 mpg ciudad/carretera/terreno combinado
CONSUMO DE ENERGÍA, CIUDAD/CARRETERA 147/125 kW-hrs/100 millas
EMISIONES CO2, COMBINADAS 0.79 lb/milla