Auto Shows Detroit

Análisis del diseño del Toyota Camry 2018: Camry Carrozzeria

El diseñador en jefe se sienta con nosotros para platicar sobre el diseño del nuevo modelo.

El diseñador en jefe se sienta con nosotros para platicar sobre el diseño del nuevo modelo.

La mano que dibuja de Ian Cartabiano está creando rápidamente un arco de grafito en el papel. Son marcas ligeras de metrónomo que se convierten rápidamente en una línea sólida confiable. Luego aparece otra, mientras Cartabiano explica improvisadamente qué está haciendo su mano. “Entonces tenemos esta apertura inferior individual en el LE; es simple, amplia y con tan poca distancia al suelo que prácticamente abraza la calle”, dice. “Pero lo que ocurrió es que hicimos esa versión base más deportiva, por lo que tuvimos que amplificar el XSE, y fue así como, ¡Oh Dios! ¿Qué vamos a hacer?”

Después de 18 años de diseñar e impartir clases en ArtCenter en Pasadena (en donde se graduó en 1997), su habilidad de hablar mientras dibuja es bastante natural para él. Si busca en su página de LinkedIn, bajo Experiencia encontrará solamente dos entradas: los años en ArtCenter y 19 años aquí en Calty Design Research en Newport Beach, California, en donde es diseñador en jefe exterior e interior del estudio. Su permanencia abarca casi la mitad de la existencia de 43 años del estudio de Toyota. El lugar es como su casa. Es irónico entonces que haya diseñado el auto más importante de su carrera durante el tiempo en que se mudó a Japón.

2018 Toyota Camry XSE design

A medida que se va formando el frente del Camry XLE en la libreta de dibujo, algo me impacta. No está dibujando las ondulaciones comunes de la chapa metálica que otros diseñadores de autos podrían dibujar. Lo que emerge es más parecido a los claros pliegues de un rostro humano mal iluminado. Tiene un aspecto feroz y bidimensional. Se ve más como una máscara de teatro clásico japonés (Noh) que como un auto.

“Hemos hablado de querer que la gente identifique la diferencia entre las parrillas del LE base y el SE deportivo a 200 yardas de distancia”, dice Cartabiano. Es aproximadamente la distancia entre usted parado en una calle transitada y un lote de autos nuevos cercano. De repente, la asociación de la máscara japonesa del bosquejo es menos extraña; al igual que el exagerado maquillaje en los rostros de los actores de Broadway, su intención es transmitir todas las expresiones hasta los palcos.

2018 Toyota Camry XSE design 02

Hace dos años, en el auto show de Detroit, el jefe de la empresa Akio Toyoda dijo que sus autos del futuro tendrían un estilo que apelara a las emociones de la gente y los hiciera decir: “quiero conducir esto”. Aunque tal vez el Prius y el Mirai no hayan sido del gusto de algunas personas, el edicto de Toyoda también borró el débil trazo conservador que detuvo los lápices de los antecesores de Cartabiano. Lo que le dio libertad a Cartabiano —al que se le atribuyen los créditos de los recientes autos de exhibición, el crossover C-HR y el Lexus LF-LC— y a su jefe, el diseñador de proyectos en jefe Akira Kubota, para hacer cosas espectaculares.

El auto es un tornado de ideas. Alguien con quien solía trabajar me dijo de un premio (probablemente apócrifo) de $1 millón de dólares para cualquiera que pudiera encontrar una sección de 1 pie de árbol “manzanita” que fuera completamente recta (tienen ramas implacablemente curvas). El Camry de Cartabiano es un árbol “manzanita”. Es constantemente turbulento y caótico, pero divertidamente expresivo. Un paso a la izquierda o a la derecha y cualquier ángulo ofrece un patrón totalmente nuevo.

El capó es una serie de ondas que se separan; el pilar A parece estar al revés, más delgado en la parte inferior que en la parte superior. “La gente odia lo difícil que es ver hacia fuera de los autos en estos días”, dice Cartabiano, “y también dan al parabrisas una forma trapezoidal que desvía la mirada hacia el suelo. Todo está en la postura”. Cartabiano dibuja una línea vertical por la parte media de la máscara Noh, bisecando la vista delantera. A la izquierda está la versión SE más agresiva con sus cuernos apuntando hacia arriba y las enormes parrillas laterales. A la derecha, su lápiz bosqueja la parrilla acanalada de gato de Cheshire del LE.

Agarra un nuevo trozo de papel y comienza con una perspectiva trasera de tres cuartos. Rápidamente, las marcas ligeras de lápiz se endurecen para formar un caótico patrón de líneas. Algunas chocan y otras rebotan, como el pliegue que se origina en el centro de la rueda delantera, ignora a todos los demás y se dispara hacia el pilar C. El recubrimiento de cristal lateral se hunde abruptamente entre los pilares A y C para señalar su centro de gravedad más bajo, debido a la TNGA. “Bajamos la línea de la mitad hacia arriba”, dice Cartabiano, moviendo su mano para ilustrar, “y hundimos la cabina en la carrocería. Estas líneas llegan hasta el frente; atraviesan todo el auto hasta un foco de atención”.

Si es una escultura rodante, es un bloque de arcilla en el que un artista ha hundido sus dedos para tirar de sus lados, moviendo locamente sus dedos mientras trabaja. Mientras pienso en la línea en Amadeus en donde el rey Joseph II pregunta a Mozart si hay “demasiadas notas”, Cartabiano agrega más notas. En comparación, el Camry actual se ve como el embrión de desarrollo inicial de esta versión.

2018 Toyota Camry original sketch
La inspiración de Ian.

Cuando nos reunimos con el ingeniero en jefe Masato Katsumata en Kentucky, le preguntamos cuál es su ángulo favorito. “Me gusta la forma que toman los amplios guardabarros traseros”, dice mientras mueve su mano. “Como una mujer que tiene…eh, ¿puedo decir esto?” Se inclina hacia delante y se ríe. En Japón, Kubota, el jefe de Cartabiano y diseñador en jefe del Camry, respondió inicialmente “¡trescientos sesenta grados!” y luego dijo seriamente, “la vista trasera de tres cuartos”. Cartabiano bosqueja esa misma perspectiva: su favorita, también. Luego traza marcas gruesas sobre el pilar C. “Esa forma, en vista lateral, crea una atracción realmente espectacular”, dice. “Pero en vista de tres cuartos, se obtiene este hermoso gráfico del pilar; es tridimensional, no plano, por lo que tenemos este hermoso núcleo que pasa por el cristal trasero que muestra velocidad”. Ese pilar C festoneado será controversial, pero es astuto al permitir que el perfil sea formal y deportivo. Toyota espera que este Camry se perciba como un aumento considerable de prestigio.

La opción de techo oscurecido, disponible en los niveles de equipamiento del XSE, comienza en el pliegue superior del festón. “Si oscurezco el techo, lo que queda es esa línea de carácter de velocidad”, dice Cartabiano. El techo negro está disponible solo para los colores de carrocería azul, blanco y plata. “Mi favorito es ese nuevo y magnífico blanco”, dice. “En lo personal, el auto que obtendría es el XSE blanco, con techo negro e interior en cuero color rojo. ¿Puede imaginar eso? ¿Un Camry con un interior en cuero rojo? Eso es bastante salvaje”.

En cierto sentido, Cartabiano incluso firmó su diseño exterior. “Pude diseñar el tipo de letra de la insignia”, dice. “Es algo nuevo y costoso, ya que cada letra es separada; las letras solían combinarse en una sola insignia. Usamos un diseño moderno con un ligero toque de mitad de siglo, lo comprimimos y ampliamos. Fue genial”. Mientras Cartabiano dibuja, considero que es un tipo que acaba de remodelar el auto más vendido del país, dibujó el frente de un auto de carreras NASCAR que en febrero podría ser visto por 11 millones de espectadores, y formó el tipo de letra de sus insignias. Es una trifecta de diseño impresionante.