Novedades

Acura TLX 2018: Primer Manejo

Muchas opciones y un gran valor.

Muchas opciones y un gran valor.

El lujo no es lógico. Cada Toyota Corolla incluye faros LED y tecnología de seguridad activa, y a pesar de eso, el económico y lento compacto nunca sería tomado en cuenta por alguien que buscara un sedán de lujo compacto de una marca reconocida. Pero el lujo no solo se aplica a las características: algunas veces uno paga más por un auto menos espacioso con menos características de serie debido a la forma en que se conduce y porque queremos que nos asocien con la marca. El renovado Acura TLX 2018 intenta lograr un equilibrio entre lujo y lógica, con actualizaciones que fortalecen el valor que los Acura han tenido por lo general, al tiempo que agrega una atracción emocional de la que han carecido algunos modelos recientes. Condujimos el TLX 2018 para determinar si el Acura encaja en un segmento abrumador con más de 10 opciones para elegir.

Cada Acura TLX 2018, desde el modelo base de cuatro cilindros hasta los modelos de seis cilindros A-Spec y el del paquete Advance, incluye una impresionante cantidad de equipamiento estándar para un sedán deportivo de lujo. El auto tiene un precio inicial de $33,950 dólares e incluye faros LED, compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay, una llave de proximidad, asientos delanteros con calefacción, freno de mano eléctrico y tecnología de seguridad adaptativa. Si su smartphone funciona con Android Auto o Apple CarPlay, dispondrá efectivamente de un sistema de navegación en el auto en cualquier lugar en donde su teléfono cuente con recepción. La tecnología de seguridad activa no es para todos, pero al igual que los faros HID en mi Acura TSX personal, es el tipo de cosa que uno podría llegar a apreciar después de conducirlo por un tiempo, desde el sistema de frenado para mitigar colisiones del TLX 2018 hasta el sistema de asistencia de mantenimiento de carril que puede ayudarle a mantenerse en su carril en una autopista o camino de dos carriles.

Más allá de la adición de unas cuantas nuevas características, los principales cambios del TLX 2018 son sus detalles de estilo más audaces, el modelo A-Spec más deportivo y los anuncios de televisión para impulsar la marca que recuerdan a los espectadores que el sedán de tracción delantera es fabricado por la misma compañía que nos trajo el avanzado superauto NSX híbrido. La interesante parrilla “diamante pentagonal” del TLX es una mejora en comparación con la apariencia más cromada del modelo 2015-2017; sin embargo, a pesar de los cambios en las facias delantera y trasera, el auto sigue estando del lado más conservador. Y mayormente eso está bien: significa que, exceptuando tal vez el modelo A-Spec, probablemente se sentirá de la misma forma en cuanto al estilo del TLX 2018 hoy que en 10 años a partir de ahora.

Aunque el TLX 2018 tiene muchas características nuevas y un estilo actualizado, los motores y las transmisiones siguen siendo iguales. El auto base sigue siendo de tracción delantera solamente, con un motor 2.4 litros I-4 de aspiración natural que desarrolla 206 hp y 182 libras-pie de torque, acoplado a una transmisión automática de doble embrague y ocho velocidades. Al igual que los modelos V-6 de tracción delantera, los TLX de tracción total son impulsados por un 3.5 litros V-6 de aspiración natural que desarrolla 290 hp y 267 libras-pie de torque, acoplado a una transmisión automática de nueve velocidades. Se espera que el sesenta por ciento de los clientes del TLX se decidan por un modelo V-6 en vez del I-4; esto tiene sentido si comparamos el TLX con un BMW 330i y un Audi A4 2.0T en vez de un BMW 320i, un Audi A4 Ultra o incluso un Honda Accord V-6 totalmente equipado. El motor V-6 del TLX 2018 no desarrolla su potencia y torque máximos en un rango de revoluciones tan bajo como sus competidores turbocargados de cuatro cilindros, pero sonará mejor mientras se abre paso a través de la rampa de acceso a la autopista.

Incluso con el nuevo modelo TLX A-Spec 2018, cuyo sistema de cancelación activa de sonido (Active Sound Cancellation) está calibrado para aumentar el sonido del motor por encima de 4,000 rpm, el V-6 nunca grita y siempre suena refinado. El modelo A-Spec representa un mayor esfuerzo por parte de Acura que el ILX A-Spec, que principalmente mejora la de por sí excelente apariencia de ese auto. El TLX A-Spec se ofrece en modelos V-6 con tracción delantera y total, y anda sobre neumáticos 245/40 R19 ligeramente más anchos, con ruedas de 19 pulgadas en color oscuro (en comparación con los neumáticos 225/50 R18 y las ruedas de 18 pulgadas del V-6 regular). Los sistemas de dirección y suspensión también se recalibraron; las insignias exterior e interior acompañan los detalles de estilo más agresivos y las salidas de escape más grandes.

En el camino realmente se puede distinguir la diferencia entre un TLX A-Spec 2018 y un V-6 que no es A-Spec. Es sutil, pero la suspensión del TLX A-Spec es más firme (aunque de todas formas se le puede dar un uso cotidiano) y el volante se siente más rígido, con un esfuerzo ligeramente mayor. No, el auto A-Spec no desarrolla más potencia que los otros modelos V-6, pero probamos un TLX 2015 con tracción total y la misma combinación de motor/transmisión, y alcanzó las 60 mph en 5.9 segundos. En cuanto al modelo de cuatro cilindros, probamos un TLX 2.4 2015 que alcanzó las 60 mph en 7.2 segundos. Hace poco, al conducir un TLX 2017 por un camino sinuoso, encontré que el motor de 206 hp tiene suficiente potencia para conducir en caminos sinuosos; además su sorprendente gruñido en modo Sport+ me pareció agradable. Estamos ansiosos por probar en pista las variantes del TLX 2018, incluyendo la variante A-Spec, para ver cómo ha cambiado su rendimiento.

Después de haber conducido un TLX V-6 2017 con tracción total, observé que la transmisión automática de nueve velocidades en el V-6 2018 se comportó mejor durante un día que pasé con los autos actualizados. Esperemos que esto refleje las múltiples mejoras menores que Acura nos dice que llevó a cabo desde que la combinación V-6/transmisión de nueve velocidades apareció por primera vez en el TLX 2015, aunque tendrán que pasar varios años más para ver alguna mejora potencial en las encuestas de calidad y confiabilidad. Lo que permaneció consistente en los TLX 2017 y 2018 que conduje fue la sensación del freno: hubo demasiado recorrido en el pedal antes de que el auto realmente comenzará a reducir su velocidad.

Puesto que Acura usará los mismos motores y transmisiones del TLX, se espera que el ahorro de combustible clasificado por la EPA siga siendo el mismo. Todavía no tenemos las clasificaciones oficiales del TLX 2018, pero el TLX 2017 logró 24/35 mpg en ciudad/carretera con la versión de cuatro cilindros, 21/34 mpg con el V-6 2017 de tracción delantera y 21/31 mpg con tracción total. Esas son cifras promedio si comparamos el TLX con los sedanes deportivos de lujo compactos impulsados con motores turbo de cuatro cilindros. El Audi A4 2.0T 2017 corre rápidamente de 0 a 60 mph en solo 5.0 segundos y está clasificado por la EPA con 24/31, tres mpg más que el TLX 2017 equivalente en ciudad. El A4 2.0T 2017 de tracción delantera tiene una clasificación de 25/33 y el Mercedes-Benz C300 2017, que probamos en su versión con tracción trasera y alcanzó 60 mph en 6.0 segundos, tiene una clasificación de 24/34 mpg (o 24/31 con tracción total).

Ninguno de esos competidores alemanes tiene la polarizadora solución de infotenimiento del Acura de dos pantallas apiladas. Este es un diseño que vimos en el TLX antes de la renovación, pero ahora está mejor ejecutado, con una pantalla inferior que es un 30 por ciento más rápida (y se siente así), además de una integración con Apple CarPlay que incluye la habilidad de usar el botón de comando por voz del volante. En esa pantalla inferior, los controles para el sistema de aire acondicionado, además de los asientos delanteros con calefacción y también disponibles con ventilación, siempre está visible, por lo que es fácil realizar un cambio. Si no entiende por qué es conveniente tener dos pantallas, considere que la pantalla superior puede visualizar un mapa, información de Apple CarPlay/Android Auto o las estadísticas de ahorro de combustible, mientras que la pantalla inferior puede mostrar los detalles de audio y del sistema del aire acondicionado. Hay otra pantalla entre los dos indicadores del panel de instrumentos que son funcionales, pero no particularmente modernos o lujosos.

Desde los asientos delanteros o traseros, podría apreciar los nuevos terminados contrastantes de los asientos que se ofrecen en la mayoría de los sedanes TLX de seis cilindros y vienen como equipamiento estándar en el TLX A-Spec. El detalle se incluye en un nuevo diseño de asientos cómodos y, en general, Acura ofrece el lujo de su elección con seis colores interiores. El más lujoso es un nuevo color café tipo silla de montar conocido como Espresso, que se ofrece solamente en los modelos V-6 que no son A-Spec. El modelo A-Spec cuenta con dos opciones de tapizado: uno de cuero negro con insertos en Alcántara y terminados en color blanco, y otra opción en la que el equipo de desarrollo trabajó muy duro para logar su aprobación, cuero en color rojo. Al igual que muchos autos en esta clase, el espacio en el asiento trasero es adecuado para dos pasajeros, y ahora pueden adquirirse opcionalmente con controles de calefacción.

El valor sigue siendo la mejor razón para comprar un TLX, pero puesto que el modelo 2018 sale a la venta en junio, dista de ser la única opción disponible. La variante A-Spec es más divertida de conducir y más espectacular que los TLX anteriores; aun así, cada modelo sería un buen transporte de la casa al trabajo y viceversa. Aunque el ahorro de combustible y el estatus de la marca no son los puntos fuertes del auto, el TLX 2018 es más digno de consideración que los modelos anteriores. Y con la tecnología de seguridad activa estándar, experimentará características que podrían haber estado fuera de su alcance en las alternativas de marcas de lujo de primer nivel que no vienen totalmente equipadas.