Primer Manejo Pruebas

Acura RLX Sport Hybrid 2018: Primer Manejo

Conquistando a más clientes

Conquistando a más clientes

Hace cuatro años, Acura presentó el RLX como una opción para quienes buscaban un sedán más grande. Reemplazó al RL, y para atraer a más clientes, ofreció una variante híbrida de tracción total que entregaba un mejor ahorro de combustible. Sin embargo, el Acura RLX no ha destacado por tener fuertes ventas. En lo que va del año, las ventas del sedán insignia de Acura han caído casi 20 por ciento. Pero en lugar de darse por vencidos en un mercado que está enamorado de los crossovers, Acura decidió darle una oportunidad más al RLX, equipándolo con tecnologías que reducen el estrés del conductor y entregándole el nuevo lenguaje de diseño para darle un look más atractivo.

Para el año modelo 2018, el Acura RLX recibió la nueva parrilla corporativa de Acura que ya vimos en el ILX y en la MDX. Sus faros, luces traseras, capó, rines y fascias fueron rediseñados para darle un aspecto más atractivo. Y aunque su tren motriz sigue siendo prácticamente el mismo, el modelo híbrido aprovechó la llegada del NSX para utilizar la misma configuración de su sistema híbrido. Esto lo habíamos visto en la MDX Sport Hybrid y ahora lo vemos en la RLX Sport Hybrid.

El modelo híbrido cuenta con un motor 3.5 litros V-6 de inyección directa que está acoplado a tres motores eléctricos, dos ubicados en las ruedas traseras y uno más en las ruedas delanteras. La batería redujo su tamaño y peso en comparación con el modelo 2017 para ofrecer un mejor espacio en el maletero. La potencia total es de 377 hp y 341 libras-pie para el modelo Sport Hybrid. El ahorro de combustible ahora es de 28/29/28 mpg en ciudad/carretera/terreno combinado, nada mal para un sedán de este tamaño. Acura también ofrece la versión a gasolina, que entrega 310 hp y 272 libras-pie de torque, pero únicamente probamos la versión híbrida en las calles de Los Ángeles.

Ambos modelos cuentan con nuevas tecnologías que ayudan a reducir el estrés del conductor. AcuraWatch, la serie de tecnologías de seguridad que se ofrecen en los modelos de la marca nipona, ahora cuenta con Traffic Jam Assist, que trabaja junto con el sistema de mantenimiento de carril y el control crucero adaptivo para minimizar los movimientos del conductor a velocidades debajo de las 40 mph. El tráfico de la carretera I-10 del sur de California fue un buen escenario para probar esta tecnología, y durante más de 15 minutos no tocamos los pedales, dejando que el sistema siguiera al vehículo frente a nosotros. Mi compañero que iba sentado en el asiento del pasajero delantero me dijo que nunca notó alguna falla desde su posición gracias a la fluidez con la que trabaja este sistema.

Afortunadamente Los Ángeles no es una ciudad que únicamente destaque por su tráfico pesado. También es conocida por tener carreteras divertidas y fue precisamente ahí donde Acura nos llevó a probar este RLX. Los cañones de Malibu sirvieron como la segunda parte de esta prueba y ahí fue donde nos dimos cuenta de algunas de las imperfecciones de este sedán. Aunque 377 caballos de fuerza son suficientes para mover ágilmente al RLX, su desempeño en las curvas no fue la mejor. Notamos algo de subviraje en las curvas debido a la falta de neumáticos más deportivos, además de que su tamaño ocasiona balanceo de la carrocería. Sin embargo, en la carretera y las calles de la ciudad, su manejo destacó por ser tranquilo y amigable. El conductor se siente relajado con las tecnologías de manejo y cuenta con una potencia suficiente en caso de querer rebasar o acelerar a velocidades de carretera rápidamente.

En su interior, el RLX Sport Hybrid sigue siendo bastante callado y cómodo. Los asientos delanteros fueron rediseñados para entregar un mejor acolchado a los costados y esto se notó ampliamente durante nuestro manejo. Una de las características que continúa es esta doble pantalla en la consola central que pueden ser un poco tediosas de controlar, y todavía no vemos la adición de Apple CarPlay y Android Auto con este modelo, algo que podría llegar dentro de uno o dos años.

La cabina está disponible en cuatro colores interiores, entre los que destaca el nuevo color Espresso. Además hay dos colores exteriores premium que se ofrecen por $400 dólares extra que son el Rojo Metálico y el Negro Peal Magestic. Nosotros nos quedamos con el rojo, que sin duda tiene una gran presencia en la calle.

Una gran noticia para quienes están interesados en el Acura RLX Sport Hybrid 2018 es que el modelo redujo su precio por más de $4,000 dólares, y ahora está disponible por $62,865 dólares incluyendo gastos de envío. El modelo regular tiene un precio de $55,865 dólares. Ambos ya están disponibles en los distribuidores de Acura en Estados Unidos.